miércoles, 10 de agosto de 2022

Arzúa a O Pedrouzo. Quinto día camino Frances.

Arzúa a O Pedrouzo. Con previsión de Fuertes Lluvias. Quinto Dia.

 Dia 5: 10/08/2022

Otro día mas para recordar en este camino francés hasta Santiago de Compostela, después de terminar ayer en Arzúa nos dimos un paseo por el monte viso donde las vistas de Santiago y las numerosas esculturas mitoloxicas que hay por el monte distribuidas, lo que era antigua entrada hasta Santiago como esta escrito en el cartel explicativo de la zona y del recorrido.

El recorrido es corto pero muy bonito, entre eucaliptos y alguna subida llegamos hasta el vértice geodésico de monte viso donde se encuentra la escultura del Breogán (es el nombre de un mítico rey galaico en el territorio de la actual Galicia, según las tradiciones legendarias irlandesas recogidas en una compilación del siglo XI, el Lebor Gabála Érenn (Libro de las Conquistas Irlandesas), que narra las diversas invasiones que habría sufrido la isla. Según estos manuscritos, el rey Breogán construyó en la ciudad de La Coruña, situada en el noroeste de la península ibérica, una torre de altura tal que sus hijos podían ver una distante orilla verde desde su cima.) Mereció la pena ir ver las diversas esculturas y contemplar Santiago a vista de Pájaro. 

 

Pero hoy empezamos los tres peregrinos un poco mas temprano ya que se prevén fuertes lluvias sobre las 12 del medio día y aunque llevamos chubasquero y lo necesario por si llueve, andaremos mas rápido por si.

Comenzamos como otros días cuando no hay mas luz que las farolas y con los primeros caminantes como nosotros andando entre las calles. Salimos y despidiéndonos de la escultura de la queseira , emprendemos nuestro andar entre soportales y fachadas revestidas de madera que despiden nuestro paso por Arzúa. Por un entorno más rural bajamos hasta la fuente os Franceses, cruzamos el río Vello y se acabo la bajada ahora a subir hasta As Barrosas y su capilla de San Lázaro. Bajamos hasta el río Brandeso, afluente a su vez del Iso, y subimos hasta Preguntoño, donde el bar cafetería que ofrecía café y desayuno.

Parada técnica para sellar y seguir todavia en plena noche, seguimos y evitamos la N-547 por un túnel y afrontamos un fuerte repecho, entre prados, cultivos de maíz y con vistas hacia Arzúa, hasta llegar a A Peroxa. Los eucaliptos mas abundantes y densos llenan, el paisaje gallego y los prados, necesarios para la supervivencia del ganado y del mundo rural. Viajamos por pistas revestidas de hojarasca y bajamos hasta el riachuelo Ladrón, para alcanzar posteriormente Taberna Vella.

Entre subidas y bajadas llegamos hasta Lengüelle donde disfrutamos de un buen desayuno en el Bar Lino , bocadillo de jamón serrano, con queso de la tierra y tomate, un buen café con leche y hasta un zumo natural de naranja.
Sellamos que no se nos olvide que hay que sellar dos veces al día por lo menos y disfrutamos de este gran desayuno.
Que no pasemos hambre en esos caminos, jajaja.
También aprovechamos para descansar para hacer otro tramo mas largo.
Que de todo quiere el cuerpo, así afrontamos mejor el camino. El cual continuamos pasando por casa do Horreo pasando justo por debajo de uno, seguimos hasta llegar a un cruce donde un hito nos muestra la direccion pero lo mas interesante es la casa tía dolores, donde los cascos de cerveza estrella Galicia, hacen muros y paredes, hasta techos llenos de ellos.
Seguimos nuestro caminar por una red de pistas y caminos hasta Boavista y aquí mi cuerpo pide una parada técnica para ir al baño, mi hijo y mi cuñado siguen camino sin esperarme, con lo que después de aliviar la pesadez disfrute de la Cova da Meiga, un lugar muy bonito con peces de colores y hasta su hórreo con su escultura de Santiago peregrino.

Empiezo mi camino solo tras dejar atrás Boavista y con la compañía de otros peregrinos, kilometro a kilometro voy disfrutando del paisaje y conversando con alguno que otro. Alcanzo por fin a los dos fugados ( hijo y cuñado) y dándoles el "Buen camino" sigo mi caminar para hacer un tramo de reflexión y caminar solo.

Este tramo entre Salceda a Ras voy siempre viendo la N-547 cruzando entre el paisaje, aquí ya se empieza a hacer mas numeroso el caminar de los peregrinos ya que en este punto también pueden enlazar los peregrinos procedentes del Camino del Norte que hayan tomado la variante de O Pino.
Al paso por A Rabiña y en paralelo a la Nacional subimos un largo ascenso a O Empalme y en medio del trayecto hay un merendero con fuente y un molino de viento que recuerda al de las granjas americanas. En el alto cruzamos la carretera, ¡mucha precaución!, para entrar en la población. Cruzando miro hacia abajo la larga recta y no veo a mis peregrinos (hijo y cuñado) y mirando arriba ya se percibe muchas nubes negras, lloverá o no.

Comienzo una larga bajada entre eucaliptos y voy hablando con una muchacha italiana que al llegar al cruce que hay a mitad de bajada indicando la opción de visitar la ermita de Santa Irene y su fuente barroca o seguir de frente no sabia por donde seguir, yo le comente que los dos caminos confluían en uno unos kilómetros mas adelante y que yo seguía de frente ya que la lluvia nos pisaba ya los talones. La muchacha que pensó lo que pensó y siguió conmigo hacia delante compartiendo experiencias.
Gracias a una densa fronda de eucaliptos nos aislamos del ruido de la carretera, aquí aprovecho para llamar a los rezagados y decirles que estoy en el Mojón 20, que no hay bar para tomar la cerveza y que sigo adelante hasta que encuentre algo. Me comentan que van unos kilómetros mas atrás y que ya les esta lloviendo pero no mucho. Yo voy a proseguir pero empiezan a caerme las primeras gotas y decido tapar la mochila con su funda y llevar a mano el chubasquero por si acaso. Sigo descendiendo hasta cruzar un túnel por debajo de la carretera donde me encuentro de nuevo con la chica italiana que paro también para ponerse el chubasquero, aunque al salir al otro lado del túnel ya no cae ni una gota.

Sigo hasta entrar en A Rúa, donde buscando encuentro el restaurante O Acivro donde la primera cerveza sienta como un manjar de los dioses. Mientras calmo la sed llamo a mi hijo haber por donde van y dicen que entrando A Rúa, de lo cual me alegro ya que una vez a cubierto si llueve que llueva.
Al llegar los rezagados otra cerveza y tortilla para acompañar, comentando como ha ido con la lluvia y el tramo solos nos tomamos este descanso con un brindis de cerveza que yo nos quedan pocos kilómetros para terminar.


Quedándonos ya casi 4 kilómetros para terminar el camino hoy vamos conversando sobre como va el cuerpo después de estos días de como vamos a pasar la tarde. Mi cuñado cada vez ve mas cerca el llegar a Santiago ya que el cuerpo va acompañando y esta cogiendo forma, mi hijo renqueando de la rodilla pero a su paso poco a poco se va haciendo el camino, cada uno tiene que hacer su camino de pensamiento, cuerpo y alma.
Entramos a O Pedrouzo buscando la Iglesia Santa Eulalia de Arca, callejeando hasta llegar hasta la misma puerta, encontrándola cerrada ya que solo habré por las tardes.

Dejamos las mochilas dando por terminado el camino por hoy y sin habernos pillado la lluvia, solo unas gotas. Mirando hacia Arzúa se ve todo muy nublado, pero aquí esta con sol. Buscamos al resto de la familia y las encontramos en Pensión O Muiño , que tenia de todo en uno, Pensión, Bar, administración de lotería y algo importante para las niñas un parque grande donde quitarse endorfinas. Empezamos a tomarnos la cerveza y un tapeo para celebrar el buen camino. Cuando llego una gran persona reconocida por todos, Martin Martinez ( Martin el de los Helados) que junto a su hijo y su amiga estaban haciendo el mismo camino que nosotros. Toda una alegría verlos y tomarnos unas fotos, ellos siguieron hasta su hospedaje y nosotros seguimos con nuestra pequeña fiesta.

Estando en esta celebración y corriendo en el reloj las 12 y algo, un trueno nos llamo la atención, mirando hacia la calle y viendo como el cielo se rompía soltando una gran cantidad de agua en pocos minutos, "menos mal que ya habíamos llegado" por que dúrate unos diez minutos el agua fue constante y sin medida. Pasada la tormenta salió el sol de nuevo y como si no hubiera pasado nada.

Por la tarde visitamos la Igrexa de Santa Eulalia de Arca pudiendo contemplar ( Iglesia de estilo neoclásico. Muy ornamentada interiormente, con pared del altar en forma de vieira y gran campanario de dos campanas.) Cuando empezó la misa del peregrino, nosotros tomamos camino en coche hasta Santiago de Compostela, para poder contemplar su catedral por la tarde - noche y comernos una mariscada como mandan los cánones establecidos. Así dimos por terminado el día callejeando por Santiago y disfrutando del ambiente.
Y nos escampamos de la LLUVIA


Track de la ruta y Fotos.