sábado, 31 de diciembre de 2011

SENDERO AL NORTE DE LIMARIA

DE LOS MARCELINOS CAMINANDO HASTA HUERCAL OVERA.....
Como siempre es bueno cambiar de sitios y conocer a gente, el ayuntamiento de huercal overa ya lleva varios años organizando senderos por todo su entorno y en todos estos años no se ha repetido ningun recorrido, según me comento Juan luis, con el animo de conocer a estos amigos de la naturaleza y de andar los senderos me uno a ellos.
La hora de reagrupamiento son las 8 h de la mañana  en Huercal Overa ya que tendremos que trasladarnos en autobus hasta los Marcelinos ( una aldea de Albox y lugar de la salida oficial), antes de todo esto se le entrega a los participantes un sombrero, un  panfleto que consta: plano detallado , descripción del recorrido y perfil del mismo para que todos se informen en el traslado de los lugares por los que pasaremos y las distintas subidas a afrontar.

El trayecto en autobús es corto asi que no nos da tiempo ni a cantar las conocidas canciones de autobús( para ser conductor de primera....), en el lugar de salida sacamos las mochilas del autobús y nos encaminamos al portón azul que ahora corta el paso a toda persona ajena a las canteras, o eso pretende ya que nosotros pasamos al otro lado por su costado. Una vez franqueado el obstáculo, nuestro guía o sherpa de ruta Guillermo Barragán nos da una introducción de la importancia, formación y recorrido por las canteras de travestinos, ( En las zonas kársticas formadas por roca caliza, el agua disuelve la roca y se carga de carbonato de calcio, razón fundamental de la formación de simas y cuevas, pero dicho mineral se puede depositar posteriormente en distintas formaciones, entre ellas las conocidas estalactitas y estalagmitas. En determinadas condiciones, como en aguas termales o en cascadas, estos depósitos forman el travertino, una roca compuesta de calcita, aragonita y limonita, de capas paralelas con pequeñas cavidades, de color amarillo y blanco, traslúcida y de aspecto suave y agradable). Empezamos ascendiendo entre bloques de distintas tonalidades hasta llegar a un lugar donde se ven claramente las distintas fases de sedimentación, también las vistas del valle son maravillosas.

Dadas las explicaciones correspondientes reanudamos la marcha en dirección buscando el collado que nos da vistas a la rambla de agua salada, teniendo que dar un rodeo ya que nos comenta Guillermo  que el paso por el que estaba previsto pasar se encontraba cortado, así que buscando antiguos caminos  nos encontramos con refugios construidos con bloques para protegerse de las voladuras, un compañero encuentra fósiles en la roca y cuando se termina el camino a subir cuesta campo a través hasta que conseguimos llegar al sitio previsto.  Tras volver al camino perdido llegamos a lo que por aqui se llama un "Navajo" ( sitio donde se hace una gran poza para recoger el agua de la lluvia).

Proseguimos por el cordal y campo a través hacia la primera cima del día Los Rincones, conforme nos vamos acercando nos llama la atención como la cumbre esta coronada por un tablero de gran grosor de travestino que tras subir a el nos sirve de mirador, podemos ver la zona de la Aljambra, la rambla de agua salada que se queda a nuestros pies, un lugar propicio para hacer muchas fotos las cuales todo el mucho aprovecho para llevarse su recuerdo.

Desde la salida y como buen observador llevaba ya rato sintiendo dar una voz  tras otra "Pedro" y al rato "Pedro" pensé para mi, estará Penelope cruz por aquí, pero no, era Guillermo que llamaba a su aprendiz para enseñarle todo tipo de plantas y a la vez aprendíamos todos, me di cuenta que en esta zona habia gran cantidad de Helianthemum almeriense, conocida con el nombre de jarilla de almeria, mata turmera o tormera, acorcandome de mi amigo domingo Cañadas que fue el que me la dio a conocer.

Buscamos un lugar para poder bajar hasta una formación rocosa donde tomar nuestro primer aperitivo, aunque me parece muy pronto ya que solo llevamos unos 4 km pero si hay que comer se come. Entre tanto decido recorrer la formación rocosa y para mi suerte encontré una pluma de águila  que hacia poco tiempo había dejado su poseedor, ( El águila perdicera o águila-azor perdicera  es una especie  que habita desde la cuenca mediterránea Caza conejos, palomas, perdices y lagartos. Cría en paredes rocosas, rara vez en árboles).

Ahora si que hay que tener mucho cuidado ya que tenemos que bajar hasta la rambla del agua salada y  campo a través, más de un culetazo hay antes de llegar hasta abajo. Yo voy rodeando hasta encontrar un cordal por el que bajar más cómodamente y asi tomar fotos del grupo desde otra perspectiva. Una vez abajo a esperar que los últimos terminen de bajar para remontar rambla arriba buscando el Barranco del Oso.

Una vez llegados al collado que nos sitúa sobre el cauce del barranco nos explica Guillermo Barragan que estamos ante un ejemplo de "captura" ( vemos como el barranco de agua salada esta capturando al del oso, con lo que si tuviera agua el barranco del oso cambiaría de dirección ya que la rambla de agua salada tiene mas pendiente). Aquí en este collado y cruce de caminos todos especulamos la dirección a tomar mirando el plano que nos entregaron al salir, hasta que Guillermo nos dijo es por aquí, nadie se atrevió a seguir por ninguno de los varios caminos a tomar.

Una nueva subida nos conduce hacia nuestra segunda cima donde podremos contemplar aun mejor tanto lo recorrido como el cerro los camarotes, numerosos cortijos y lugares de mucho encanto. Para llegar hasta la cima tenemos que dejar el carril por el venimos y desviarnos, subir  a lo mas alto hacernos la foto de grupo, contemplar el paisaje y volver hasta el carril de nuevo. Un tramo corto pero intenso, o es por que vamos recién comidos.

Seguimos el carril y cresteando  vamos viendo por varios lugares tanto, cerro limaria, cerro las paletas y el cerro el coronel, por cierto decir que desde que hicimos cumbre la primera vez tenemos de fondo el mar y según  los distintos lugares vamos viendo vistas diferentes de la costa. Tomamos un ramal muy empinado cuesta abajo que  nos queda a nuestra derecha el cual nos llevara hasta el cauce del Barranco del Oso donde se observan varias afloraciones de magnetita, también el paso de la civilización deja sus rectos rompiendo la belleza de los parajes. Justo antes de volver a subir parada y de nuevo a comer, estoy comiendo más que ando hoy, con un plátano creo que ira bien.

Antes de empezar la subida , Guillermo nos advierte que la cuenta es más exigente que las anteriores así que, la tomaremos con mucha calma, empieza suave pero cuando se da la primera curva ya vamos por el 15% y subiendo, sin mirar a tras para no perder el ritmo sigo subiendo cada vez más pegado al suelo, parezco una retama doblada por el aire, hay un tramo que alcanza el 22% , que no decaigan las fuerzas,  el ultimo tramo antes de llegar al descanso en las lomas del barranco y al llegar solo dos arriba y el resto desperdigado a lo largo de la cuesta, venga que ya queda menos, puesto que después queda otro repecho corto pero también exigente que nos acercara hasta la loma del parador (739m).

Con vistas hacia el Taberno y las sierras que hay a sus espaldas ( sierra del madroño, etc ) nos encaminamos hacia la próxima y ultima cima que solo unos pocos subirán, desde el cerro del Capito podremos ver a algunas manadas de jabalíes que ante nuestra presencia salen en estampida y se quedara alguno un para de piedras bien lanzadas harán salir de su escondite al rezagado. Volvemos a por los que no subieron y seguimos descendiendo en dirección hacia el cerro del Sombrero, el cual no subimos por clamor popular, obstando por bajar hasta la rambla de la higuera, aquí nuevamente a comer pero esta vez con mantel y cubiertos, jejeje, todos desparramados por un bancal de almendros que se encuentra justo al lado de la rambla, se como, comenta y hasta se duerme unos minutos.

Llevamos unos 12 km y son las 2:30 de la tarde y nos queda mas del doble, así que cuando todavía no se han enfriado los músculos descendemos rambla abajo encontrándonos con la confluencia de la rambla del saltador, aquí Mayte berbel, Miguel, junto a otros y yo nos adelantamos a paso mas ligero por el antiguo camino que unía el Taberno con Huercal overa que ahora es una pista ancha que da servicio a todos los numerosos latifundios y que nos llevara hasta la Parata (  pedanía de huercal overa), aquí como hemos sacado mucha ventaja esperamos al grupo.

Reagrupados todos retomamos la marcha cruzando la Parata y siguiendo por la vereda de las Paratas que cruza la rambla de Guzmaina con unas tremendas cárcavas (son los socavones producidos en los suelos de lugares con pendiente a causa de las avenidas de agua de lluvia.) coronadas con una losa de conglomerado.Empezamos a ascender por la zona llamada de las Zorreras de espectacular belleza, recordándome el pueblo de Partaloa por ser muy parecido el paraje.

Pasado esta subida cambiamos completamente de paisaje, pasamos a zonas de cultivo en un camino bastante plano que nos llevara hasta el puente de la autovía junto al puente de la Molineta, de aquí por el arcén y por la "Izquierda" que es mas seguro, entramos en huercal dando las 5 h de la tarde. Y tras cruzar casi medio pueblo llego al lugar de salida ( el cine) donde  he dejado el coche y al final 25 km.

El sendero es muy bueno en cuanto a paisajista, minerales y plantas teniendo una dificultad media- alta, por sus cuestas y extenso del recorrido. La compañía extraordinaria, he podido conocer a varias personas las cuales me invitaron al próximo, en cuanto a la organización un 10, información, transporte y la muchísima información de Guillermo Barragan se aconseja mucho la participación es estas actividades. Solo comentar que este sendero no esta balizado con lo que se aconseja seguir el gps o ir con alguien que sepa el
recorrido.

Como siempre aquí os dejo el Gps.



viernes, 30 de diciembre de 2011

Por la Sierra Maimón de Olula del Río




Tocaba estudiar una ruta por la sierra de Olula, un terreno abrupto pero lleno de encanto, ocupado por un extenso pinar de 900 hectáreas.
Salimos desde el depósito de agua que hay tras el polígono industrial, por el camino que baja hacia el barranco del Almirez buscando la Cuesta de las Arrodeas, el antiguo camino que subía hasta la Fuente del Modroño.
En este primer tramo, la ruta está señalizada con marcas provisionales de sendero. Comenzamos ascendiendo por donde nos dicen las señales, en una zona de matorral bajo en el que se entremezcla el terreno arcilloso con plataformas de conglomerado. Esta vía no ha sido transitada en años y está prácticamente borrada, por lo que es fácil salirse del trazado si perdemos la referencia de las marcas.
Después de un kilómetro, entramos en la zona del barranco del Modroño, donde la senda va delimitada por hileras de piedras. El camino es prácticamente recto, salvo por un par de pequeñas subidas en zigzag y algún que otro pino en mitad de la vereda. A nuestra izquierda domina las vistas la imponente pared caliza sobre la que se asoma el mirador de la Cerrada.



Llegamos a la cabecera del barranco, donde se encontraba la fuente y que hoy está ocupada por una explanada circular producto de una antigua prospección para captación de aguas que no dio resultado. Antes de continuar adentrándonos en la sierra, decidimos acercarnos hasta la Cerrá, que se encuentra a medio kilómetro por nuestra izquierda, y nos asomamos desde una de las paredes más elevadas, en la que los más de 100 metros de caída impresionan por sí solos.
Volvemos a la explanada y retomamos el recorrido saliendo por la parte norte, para tomar el barranco que asciende hacia los Corzos. Aquí el terreno es bastante escarpado, y encontramos mayor espesor de vegetación por encontrarnos en la zona de umbría. Siguiendo barranco arriba llegaríamos hasta un dique, y desde ahí una pequeña subida nos lleva a la pista forestal que vuelve hacia Olula; digo “llegaríamos” porque no tenemos intención de hacer ese tramo, sino que empezamos a ascender la ladera contraria del barranco buscando enlazar con el monte Almirez.
La subida no es excesivamente dura, vamos siguiendo las curvas de nivel del terreno y la vegetación no es demasiado tupida, pero lo cierto es que no hay vereda y vamos inventando el camino con cada paso. Merece la pena, ya que descubrimos una zona en laque persisten varios rodales de pino carrasco anteriores a las repoblaciones de pinolaricio que rodean el entorno. Poco después damos con una vereda que nos conduce hasta el collado que hay tras el Almirez. Ya que estamos aquí, no dejamos pasar la oportunidad de ascender (monte a través) hasta los mil metros de altura de este hito geográfico para degustar las vistas del valle.
De nuevo en el collado, tomamos un camino forestal abandonado que a 200 metros se bifurca: el ramal izquierdo nos llevaría a la pista forestal que comunica con Olula, y el ramal derecho (que tomamos) desciende hasta otro barranco que rodea el monte Maimón. Por este camino, y tras cruzar el barranco, nos encontramos con una zona relativamente despejada de pinos por diversas actuaciones de tala realizadas años atrás, y aunque no hay camino, es fácil seguir el recorrido por estas zonas de menor vegetación. Tras andar 500 metros por este terreno, damos con una vereda que se va ensanchando hasta convertirse en camino y que acaba desembocando en la pista forestal. Unos metros más de ascenso nos llevan hasta el Maimón, desde donde se puede observar el curso medio del Almanzora, y en días despejados es posible ver hasta el mar.
Iniciamos el descenso por la pista, que aquí tiene una pendiente pronunciada, que nos devolverá al punto de partida rodeando los montes cuyas cimas hemos visitado. Pero no queremos acabar el recorrido con este tramo tan monótono de pista, y bajamos por un escarpado barranco que nos conduce directamente (pero sin ninguna comodidad, eso sí) hasta los restos del antiguo camino que subía a la sierra.
Gracias a este desvío del camino, tenemos oportunidad de observar algunos esquivos habitantes de la sierra: un grupo de cabras monteses y un águila que sobrevuela nuestras cabezas.

Tras comprobar el lamentable estado en que se encuentra el camino antiguo, soportado por altos muros de piedra, llegamos hasta el tramo asfaltado que baja hacia el polígono industrial; pasamos junto a la ermita del Cristo de la Buena Muerte y poco después estamos de nuevo en el depósito de agua, del que salíamos 5 horas antes.






domingo, 4 de diciembre de 2011

SENDERO EL CARRACAL ( BACARES) PR-A 362

SENDERO EL CARRASCAL CON ALGUNAS ALTERNATIVAS......
En primer lugar dar mi agradecimiento a La Asociación Senderista y de Actividades Culturales de Bacares con Jose, Chelo a la cabeza junto a Manuel (boli) y Juan que son los que yo he podido conocer hoy, por su implicación y buen hacer en el fomento de las actividades que den a conocer su pueblo.

Dicho lo cual empezamos con el sendero, la quedada fue a través de las redes sociales y en especial el (fassbuk) comúnmente conocido por todos, para el domingo día 4 de diciembre pero como el sábado callo la primera nevada del ya otoño - invierno, hay que se encamino José a hacer el sendero con la nieve aun cogiendo acomodo en las copas de los árboles para ver si sería practicable el sendero, viendo que todo estaba perfecto y buscando algunas alternativas que harían el sendero más atractivo el paseo nos dio un toque a los interesados comunicando su estado. Todo un detalle por su parte y de gran mérito para que la gente no se diera el viaje en balde, así el domingo a las 8:30 de la mañana ya estaba yo paseando por las estrechas calles de Bacares, contemplando los muy bonitos rincones que hay en sus intrincadas calles.
 Del que no hay que perderse el Castillo de Bacares del siglo XIII, de construcción musulmana. Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1993 con la categoría de Monumento. El día 3 de febrero de 2010, la Consejera de Cultura de la Junta de Andalucía junto con otras personalidades el ya restaurado castillo junto al museo que se encuentra en el mismo.

Se acerca la hora de salida y mi hijo mayor (Antonio) que en esta ocasión me acompaña, nos dirigimos hasta el lugar de salida en la puerta de la Iglesia de Santa María de estilo mudéjar, construido entre los años 1502 y 1505. En ella se veneran las imágenes del Santísimo Cristo del Bosque, patrón del pueblo, y de la virgen de las Dolores.
 Gente ya conocida de Macael, Tijola, Almeria y el propio Bacares, nos juntamos al final 53 senderistas todo eso tras pasar una hora de la fijada para la salida, ya que el mal estado de las carreteras a causa del hielo hace a varios ( Jesus Berenguel , etc...) dar una vuelta de 30 km para poder llegar hasta el pueblo. Lo esperamos porque era el, jejeje.

Tras el sorteo de una mochila entre los participantes y la foto de rigor comenzamos nuestro caminar en dirección hacia la ermita del santo cristo, recordando las varias ocasiones en las que he pasado el día de su procesión el 14 de septiembre un día de los más grandes para los Bacareños.

Pasada la ermita que se encuentra a unos 550 metros del pueblo seguimos ya por una pista en dirección hacia el rió barrancón, que una vez cruzado tomamos la primera variante, dejamos el sendero para ir en dirección rio arriba hacia un antiguo molino que estuvo moliendo hasta los comienzos de los años 70 como me dijo el "boli" y más tarde me ratifico el dueño "Don Manuel" el cual se encontraba haciendo sus labores en el campo. Esta alternativa es mucho mejor ya que una enorme cascada rompiendo sobre la roca,  las hojas tamizando el suelo, típicas del otoño hacen que  nuestro paso por el lugar  sea de gran satisfacción, y nos quitamos una cuesta de asfalto que sería el sendero original, con lo que recomiendo este recorrido.

Pero no preocuparse que volvemos al sendero y al asfalto, todavía nos queda más de un kilómetro de subida, hasta el collado de la Iglesia para el que todavía queda tela que cortar y viendo que el grupo se empieza a dispersar, parada justo enfrente la zona del cortijuelo, donde se puede contemplar las minas de hierro, junto a las edificaciones ahora abandonadas. Las vistas de Las Pilicas, El Layon, La Caseta gallinero y como no de la Tetica son muy llamativas ya que son diferentes a las acostumbradas al pasar por la carretera. También   aprovechamos para quitarnos ropa ya que el sol aprieta y la cuesta no cesa,  la nieve  también reflejando el sol da más calor.

Llegando al punto más alto nos dirigimos dejando la pista principal hacia el paraje del chaparral el cual le da nombre al sendero, el grupo va muy extendido y las fotos son espectaculares ya que son muchas las zonas en las que se ve más la nieve que el propio suelo,  mientras en la parte  delantera lleva un ritmo alegre, va cerrando el grupo con el buen humor  Chelo, hace gala de su talento y  entre cantos,  chascarrillos hacen que todos lleguen entre risas  hasta donde se encuentra el cortijo con una enorme era donde se trillaban los cereales obtenidos en el campo. Aquí parada para bocadillo y la bota de vino, de la cual también cate un poquito, también nuestro amigo "boli" nos enseña varias cosas que son de interés. Como las muy buenas vistas de la tetica,  que desempeñó un papel de importancia en la conexión geodésica entre Europa y África. Actualmente existe una estación repetidora de radio de Telefónica de gran importancia para las comunicaciones internacionales.

Comienza aquí una de las zonas más bellas del sendero pero en la que más precaución hay que tener, la senda que transcurre entre el cortijo del chaparral, el barranco de Hernando y el Cortijo el toril bajo.
La frondosidad y espectacularidad de vistas hacen que en  la pequeña senda  se transite muy despacio, mirando las miles de setas de todas las clases que vamos viendo, unos tramos son más fáciles y algunos más complicados hasta que llegamos justo enfrente del cortijo del toril bajo que se encuentra a los pies del paraje de la solanilla, aquí ,¡aquí!, lo repito porque hay que extremar el cuidado ya que hay que descender escalonadamente una senda de piedras que podían haber acondicionado un poco mejor, pero que con cuidado se hace, llegaremos a una zona abancala que nos da paso a cruzar el rió del barrancón , no pasar corriendo y al cruzar nos desviamos un poquito para contemplar la cascada. Pasamos el cortijo del toril  y de nuevo una variante, pero esta improvisada, ya que José se queda atrás para hacer las fotos y todo el mundo coge la enorme cuesta que asciende hacia el camino que lleva hasta el fondo del barrancón.

La nueva subida aunque pesada merece la pena ya que tiene unas vistas inmejorables y cómo podemos volver al sendero que  dejamos, este nos lleva  hasta el fondo del barrancón, para realizar otro día ya que se haría muy tarde.
Seguimos por pista pasando por donde tendríamos que haber salido del sendero original y nos dirigimos hacia los Corralillos, reagrupamos y la gente empieza a comentar " el sendero ÉRA de dificultad media ¡no! " y las piernas ya pesan de las subidas y de nuevo un tramo de asfalto cuesta arriba, para relajarlas.

Ya por fin dejamos el asfalto y nos adentramos en el paraje de las cruces y  a continuación al del calvario todo con mucho cuidado ya que la nieve provoca más de un resbalón. El pueblo se ve cerca pero no terminamos de llegar, al final una enorme balsa nos dará la entrada al pueblo. Aquí foto de participantes y a comer se ha dicho. Los que quieran que en el restaurante de "los fuentes" se come muy bien, el resto a casita con la familia.
Decir que se me obsequio con una camiseta del club organizador la cual luciré con gusto en el próximo sendero.

El sendero para mi me ha encantado, siendo eso sí de dificultad media- alta a mi parecer para los no muy iniciados, para los asiduos a los senderos con media está bien, en general fácil y de gran belleza, hay rincones de nuestra sierra todavía por descubrir. El sendero al final son 12 km para realizar en primavera o en otoño.